Deformidades torácicas

PECTUS EXCAVATUM

¿Qué es el pectus excavatum?.

Es la deformidad depresiva de la pared anterior del tórax, con desaparición del relieve esternal que se hunde y los arcos costales anteriores adoptan una situación anómala. Puede ser simétrica o más frecuentemente asimétrica. Sólo en casos extremos puede dar sintomatología respiratoria o cardíaca; en general su único problema es estético, aunque suele tener repercusión psicológica sobre el paciente. Hay una cierta tendencia familiar y a veces se asocia a síndromes más complejos.

¿Cuál es su tratamiento?

En los casos leves puede hacerse un tratamiento conservador con ejercicios físicos que favorezcan el desarrollo del tórax. La natación es un buen ejercicio para estos pacientes.

En los casos más graves la solución es quirúrgica mediante una de las múltiples intervenciones que hay para solucionarla, desde técnicas por toracoscopia hasta técnicas abiertas. Son intervenciones importantes y por su localización no exentas de riesgos.

PECTUS CARINATUM

¿Qués es el pectus carinatum?

O tórax en quilla es una deformidad por protrusión de la parte central anterior del tórax –en la unión del esternón con las costillas- que se asocia con otras malformaciones costales. Es menos frecuente que el pectus excavatum y también tiene una cierta tendencia familiar. Aquí nunca hay repercusión ni respiratoria ni cardiológica y solo es un problema estético. En las niñas el posterior desarrollo mamario puede enmascarar la deformidad.

¿Cuál es su tratamiento?

El tratamiento conservador con ejercicios de cinesiterapia respiratoria y ejercicios físicos que ayuden al desarrollo del tórax y a potenciar su musculatura pueden obtener un cierto remodelado en especial en los niños pequeños. La natación es una buena opción. La resolución definitiva es quirúrgica, pero hay que tener en cuenta que deja cicatrices importantes por lo que hay que valorar que es lo más indicado desde el punto de vista estético.