Escoliosis

¿Qué es la escoliosis?

La escoliosis es una curva con desplazamiento lateral de la columna vertebral que le da una forma de “C” o de “S” en vez de su forma recta. Puede descubrirse por la elevación de un hombro, el saliente de una escápula o un hundimiento del flanco en la región lumbar. Hay varios tipos de escoliosis:

Actitud escoliótica: Es una desviación vertebral que se corrige en decúbito. Es la más frecuente y tiene buen pronóstico aunque con los años puede evolucionar a una escoliosis verdadera. No hay rotación de los cuerpos vertebrales en la RX.

A veces esta actitud escoliótica está motivada por una dismetría de los miembros inferiores (una pierna más corta que otra) lo que obliga a la columna a inclinarse ya que se encuentra asentada sobre una pelvis asimétrica.

Escoliosis estructural o verdadera: Hay una curva escoliótica con rotación de los cuerpos vertebrales que es máxima en el vértice de la curva. Se acompaña de curvas de compensación. En general es de causa desconocida (escoliosis idiopática)

¿Cómo se trata la escoliosis?

Según el tipo de escoliosis y su gravedad hay 3 formas de tratamiento:

La cinesiterapia cuya finalidad es mantener una buena musculatura y una buena flexibilidad. La natación es un muy buen deporte para estos pacientes.

Los aparatos ortopédicos: hay distintos tipos de corsés según la localización de la curva dentro de la columna vertebral que consiguen una extensión contínua y una tracción progresiva sobre la columna.

Por último en los casos graves hay que recurrir a la cirugía correctora mediante la colocación de injertos que rectifican la columna.