Quistes branquiales (del cuello)

¿Qué son el quiste y la fístula cervical? El quiste y la fístula cervical se producen por un fallo del cierre de un arco branquial durante el desarrollo embrionario. Suele manifestarse en la infancia, aunque puede observarse por primera vez a cualquier edad. La fístula, aunque de orificio pequeño, está presente al nacimiento y por ella puede salir un líquido claro y filante, como la saliva. El quiste en general se presenta como una tumoración en la zona lateral del cuello. Si no se intervienen pueden infectarse o fistulizarse. En esta misma zona pueden presentarse también quistes dermoides, adenopatías (gánglios), lipomas u otras anomalías que a veces no es posible diferenciar.

¿En qué consiste la cirugía del quiste o de la fístula? El tratamiento tanto del quiste cervical como de la fístula consiste en su extirpación quirúrgica. Puede ser necesario dejar drenaje en el postoperatorio si han estado previamente infectados o su tamaño así lo aconseja.