Sinequia vulvar

¿Qué es la sinequia vulvar?

Se presenta en niñas prepúberes y es la unión de los labios menores mediante una fina telilla, que aunque parezca completamente cerrada suele dejar un pequeño orificio por el que la niña puede orinar. No suele dar problemas importantes pero puede dificultar la correcta higiene de los genitales externos. (No se debe confundir con el himen imperforado, -mucho menos frecuente- que es cuando el himen está absolutamente cerrado y no permite que la secreción vaginal salga al exterior. Esto puede dar problemas importantes en el período de recién nacida o al llegar la primera menstruación al quedar retenido su contenido, produciendo dolor y una masa por retención. En este caso hay que intervenir quirúrgicamente con relativa urgencia para abrir el himen y permitir la salida del material retenido)

¿Cuál es su tratamiento?

La mejor solución es la separación de los labios menores mediante un instrumental romo, bajo anestesia local y en régimen ambulatorio. La sinequia puede recidivar por lo que es necesario durante bastante tiempo poner un lubricante urológico (vaselina líquida con o sin anestésico local) y separar una o dos veces al día los labios menores para que no puedan volver a adherirse.

Existen algunas cremas con hormonas para el tratamiento, basadas en que una vez llegada la pubertad el influjo hormonal en los genitales externos evita que se produzca la sinequia vulvar.