AHOGAMIENTO (PREVENCIÓN)

Para garantizar la seguridad de los menores en entornos acuáticos hay que tener en cuenta las siguientes medidas:

  1. Cercado completo de la piscina a lo largo de todo el perímetro, suficientemente alto para que no permita trepar, pero que deje visión de la piscina.
  2. Uso de dispositivos personales de flotación cuando se navegue en cualquier embarcación e incluso cuando los más pequeños estén cerca del agua. Se aconsejan los chalecos salvavidas mejor que los flotadores que se pueden deshinchar.
  3. Tener un cierto entreno en las maniobras de Reanimación Cardiopulmonar
  4. Vaciar cualquier recipiente con agua después de su uso ya que un niño pequeño puede ahogarse con muy poca agua y evitar situaciones de distracción del cuidador (hablar con el móvil etc.)
  5. El 25 % de las muertes por ahogamiento en los adolescentes están asociadas al consumo de alcohol o drogas, por lo que hay que insistir en el riesgo especial de estos consumos mientras se practica natación o cualquier otro deporte.
  6. El 70 % de las lesiones medulares relacionadas con actividades deportivas se producen por tirarse de cabeza al agua. De hecho es totalmente desaconsejable con profundidades inferiores a 1,20 m y lo ideal es que la profundidad se asuperior a 1,80 m. Los niños se deben tirar siempre de pie.
  7. Los desagües de las piscinas deben tener siempre dispositivos de seguridad que eviten la succión o el atrapamiento del cabello o de parte del cuerpo.
  8. Las lonas para cubrir las piscinas deben ser firmes y cubrir toda su anchura y longitud.
  9. Los niños no deben nadar nunca solos ni dejarlos en el agua al cuidado de otro menor. Siempre deben estar bajo la supervisión de un adulto.
  10. Tener especial cuidado con las charcas, balsas, canales etc.
  11. Según la legislación de cada Comunidad Autónoma, las piscinas deben contar con la presencia de un socorrista.
  12. A partir de los 4 años, los niños deben aprender a nadar, lo que no proporciona una protección completa, ni implica que el menor esté a salvo en un entorno acuático natural.

Recordar que:

  • En España cada año fallecen ahogadas unas 450 personas de todas las edades
  • En Europa el ahogamiento es la segunda causa de muerte accidental, después de los accidentes de tráfico, en los menores de 19 años.
  • Se entiende como vigilancia adecuada en los niños pequeños cuando la distancia al menor es inferior a la longitud del brazo del cuidador, es decir tenerlos siempre al alacance.

Modificado del Comité de Seguridad y prevención de lesiones no intencionadas de la Asociación Española de Pediatría (junio 2015)