Urtilización del chupete

chupetesHay que ofrecerle distintos chupetes para que no se habitúe sólo a uno.

Hay que tener siempre en casa un chupete de repuesto.

No se debe sumergir en sustancias dulces, ya que favorecerá aún más las caries.

El empleo del chupete debe ser libre los 6 primeros meses.

A partir de los 6-8 meses su empleo debe limitarse a los momentos en que el niño va a dormir.

Hay que intentar abandonar su uso a partir de los 12 meses, reservándolo para momentos “especiales” hasta los 18 meses. Está absolutamente contraindicado su uso a partir de los 2 años.

HAY QUE TENER EN CUENTA QUE:

El chupete favorece la aparición de maloclusión dentaria en el futuro.

El empleo del chupete incrementa la incidencia de otitis media aguda.

Propicia la aparición de caries.

Aumenta la incidencia de candidiasis bucal (hongos)

Se asocia a menor duración de la lactancia materna.

Parece incrementar el babeo.

Si se pone de manera constante, dificulta la movilidad articular de la mandíbula

(Resumido de Arch Dis Child, 2002;86:222)